IMPORTANTE

LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG NO PUEDEN SER USADAS PARA OTRO FIN. NO PUEDEN COPIARSE.

21 may. 2011

La Polka del ratón.


La Polka del ratón

(Descargar partitura y audio)


El origen de La Polka del ratón se ubica generalmente en el nordeste de Tenerife, en la comarca de Acentejo. De carácter infantil, esta polka tiene como protagonista a un ratón bailarín amante de la polka, ofreciendo así un cierto carácter prosopopéyico. La popularidad de esta polka nos invita a pensar que hay un buen número de variantes en sus letras, de entre las que nosotros proponemos la siguiente:

Esta es la polkita, esta es la polkona, esta es la polkita, caramba, que se baila ahora. Subo a la azotea a tender la ropa, me encontré un ratón bailando la polka. Esta es la polkita... Lo cogí por rabo, lo tiré al barranco, le jise la sangre, caramba, con un cristal blanco. Esta es la polkita... Lo llevé al doctor y le recetó. pobre ratón fue y se me murió. Esta es la polkita... Subo la azotea por segunda vez, me encontré un ratón, bailando al revés. Esta es la polkita... ¡Hola! Señor Pancho, ¡Qué gordo está usted!. No voy a estar gordo, caramba, si lo paso bien. Esta es la polkita... Me voy a la fonda a tomar café, mi cigarro puro,caramba, mi taza de té. Esta es la polkita...

Puedes ver los videos en:
Idaira Polkita del ratón Agrupación Folklórica ..
LA POLKITA DEL RATON.AVI

FUENTE:
http://www.bienmesabe.org/noticia/2008/Marzo/escuela-de-timple-micaela-y-la-polka-del-raton

4 may. 2011

Lo que necesitan los niños para vivir y convivir con los demás

Educar en valores

Conducta

Nos preguntamos muchas veces por qué es importante y necesario que eduquemos a nuestros hijos a través de los valores. Educar a nuestros hijos para que aprendan a dar valor a algunas conductas y comportamientos les ayudará a convivir de mejor manera y a sentirse bien en el ambiente en que se encuentren.

Valores como la amistad, la comprensión, la tolerancia, la paciencia, la solidaridad y el respeto, son esenciales para un sano desarrollo de los niños. Un niño que conoce el límite del otro, podrá vivir una vida sana y saludable, sea en su entorno familiar o escolar. Un niño que sabe respetar a los demás, será más fácilmente respetado, y así con todo.

Educar en valores a los niños
Los valores son las reglas de conducta y actitudes según las cuales nos comportarnos y que están de acuerdo con aquello que consideramos correcto. Al nacer, los niños no son ni buenos ni malos. Con la ayuda de sus padres, educadores y de los que conviven con ellos, aprenderán lo que está bien y lo que está mal decir, hacer, actuar, vivir.

Pero, ¿cómo educar a los hijos en valores? Primero, conociendo cada uno de los valores. GuiaInfantil.com hizo una selección de los principales valores para que los padres hagan un repaso y luego se los enseñe en el día a día a sus hijos.

También es preciso recordaros que los niños aprenden con el ejemplo. El ejemplo que dan sus padres en su forma de relacionarse con los demás, de pedir las cosas, de compartir mesa, asiento, de cooperar, de ayudar a los demás, de defender, de reclamar, de tolerar y aceptar. Si los padres no tienen paciencia con su hijo, ¿qué creen que el niño va a aprender? La responsabilidad que tienen los padres en la transmisión de los valores a sus hijos es crucial.

Valores para educar

Amabilidad Obediencia
Amistad Perseverancia
Amor a la naturaleza Respeto al bien común
Bondad Respeto a la diversidad
Generosidad Tolerancia

Fuente:
http://www.guiainfantil.com/1211/como-educar-en-valores.html

Las malas costumbres de los niños

Malos hábitos

Muchos padres no saben qué hacer para que sus hijos abandonen alguna mala costumbre como morderse las uñas, chuparse los dedos, enrollarse los pelos en el dedo, hurgarse la nariz, decir palabrotas, etc. Y muchos de ellos tienen razón en preocuparse ya que algunas costumbres que se inician en la infancia, pueden conservarse hasta la edad adulta. Además, por detrás de cada mala costumbre existe algo que pueda justificarla. Es decir que el mal hábito puede ser apenas una forma que el niño tenga de expresar algo que le esté molestando.

Es necesario estar atento y, siempre que sea posible, se debe cortar lo malo por la raíz. Pero sin agobios ni ansiedades, porque en este caso los resultados pueden no ser nada buenos. Con paciencia, determinación y mucho cariño, todo se soluciona para el bien de los niños.

Según el Dr. Pedro Barreda, de padiatraldia, no todas las manías o actos repetitivos son motivo de preocupación. Dependen de la edad del niño, de las circunstancias y de la frecuencia con que aparezca el habito. A veces sencillamente se tratan de gestos que pertenecen a su lenguaje corporal.

¿Cómo un niño adquiere un mal hábito?

Existen algunos motivos por los que un niño empieza a repetir una mala acción. Una de las vías para adquirir un mal hábito es la imitación. Los niños, principalmente los más pequeños, aprenden imitando. En casa, los niños imitan a sus padres y/o hermanos. En la escuela, a sus compañeros. Si el niño, no todos, convive con alguien que guiña los ojos a cada tres por cuatro, es probable que con el tiempo llegue a imitarlo e inconscientemente se inicia un hábito. Lo mismo ocurre si los padres de este niño están diciendo palabrotas todo el día. ¿Cómo querrán ellos que su hijo no aprendan lo mismo? Hay que introducir buenos hábitos en la vida de los niños, y todo empieza en la familia, en la casa.

Otra vía de adquisición de un mal hábito puede tratarse de señales que el niño emite cuando no encuentra ni tiene palabras para expresar lo que siente o lo que le preocupa. Acaban comunicándose a través de alguna mala costumbre. En niños mayores, lo mismo puede pasar si ellos no encuentran diálogo en la familia, o no son entendidos por sus padres. Acaban adquiriendo un mal hábito para llamarles la atención. Es probable que, en estos casos, el niño se desahogue en una mala acción que se convertirá, en muchos casos y con el tiempo, en un mal hábito.

Temas
chupa dedo chuparse los dedos hurgarse la nariz enrollarse el pelo morder las uñas decir palabrotas tic nervioso malas costumbres mal hábito manía

Fuente:
http://www.guiainfantil.com/educacion/malascostumbres/indice.htm